• info@gbgeditora.com

ALCUDIA (BALEARES)

Población balear situada entre las bahías de Pollensa y Alcudia, en el sector septentrional de la isla de Mallorca.


En el término municipal de Alcudia se encuentran los restos de la ciudad romana de Pollentia, fundada el 123 antes de Cristo por el cónsul y general Quintus Caecilius Metellus, aunque el nombre de Pollensa identifica a otro municipio inmediato.


Destruida tras la decadencia del Imperio Romano, entre los siglos X y XIII perteneció al califato de Córdoba y a la taifa de Denia, que fundaron otra población, con el título de Alcudia.


El año 1229 Jaime I incorporó Alcudia a la corona de Aragón. Sin embargo, la Alcudia que ha perdurado fue fundada el año 1298 por el rey Jaime II de Mallorca, inmediata a las citadas ruinas de Pollentia, iniciando la construcción de su muralla, que hasta el año 1362 no fue concluida.


Ciudad fortificada fundamental para la defensa de aquel sector del litoral de la isla frente a los ataques berberiscos, también resistió los asedios realizados por los rebeldes de las Germanías, hecho que fue reconocido por el monarca Carlos I de España el año 1523 con la concesión del título de: “Ciudad Fidelísima al Emperador”.


El escudo heráldico municipal de la población incorpora el águila bicéfala de dicho monarca, pues muestra en campo de oro, sobre representación del mar, un castillo almenado y flanqueado por torres y sobre ellas grifos rampantes de gules que flanquean el águila bicéfala explayada de los Habsburgo, con corona real cerrada de oro. El escudo figura igualmente limitado y orlado por lambrequines de estética rococó, que también enmarca el grabado, y timbrado por corona real cerrada, tal como se puede observar en la patente de sanidad emitida por Alcudia el 30-4-1823, ante las murallas de la población, trasunto de las de Jerusalén.


El escudo heráldico municipal aparece en el grabado como pedestal del santo Cristo de Alcudia, imagen que recibe culto en el templo parroquial de sant Jaume de Alcudia, con fama de milagrosa desde el siglo XVI.

Patente de sanidad emitida por el puerto mallorquín de Alcudia el 30-4-1823, firmada por el presbítero Melchor Guasp Florit.

Flanquean la imagen del Crucificado la Virgen de la Victoria y el Apóstol Santiago o Sant Jaume.

  • La Virgen de la Victoria es una advocación mariana promovida en España por la Orden de los Mínimos, fundada por san Francisco de Paula, a partir de una visión de dicha imagen que tuvo Fernando el Católico el año 1487, durante el asedio de Málaga, con palma a modo de cetro y su hijo en brazos, ambos coronados, aunque en la representación de Alcudia figuran sin coronas. Sin embargo, la Virgen de la Victoria de Alcudia, que recibe culto en un santuario propio, situado a siete kilómetros de la población, es una imagen gótica sedente, posiblemente del segundo tercio del siglo XIV, a la que se asignaría posteriormente la citada advocación. La imagen fue nombrada el año 1643 patrona de esta población mallorquina.

  • El Apóstol Santiago, Sant Jaume en mallorquín, vestido de peregrino, con capa y esclavina, sombrero de ala ancha o de canal, sobre la espalda, bordón en una mano y calabaza, a la cintura, inmediato al mar, donde navega un velero; es la advocación del templo parroquial de Alcudia. Santiago es también patrón de España.

El grabado aparece firmado por Melchor Guasp Florit, presbítero miembro de una familia de impresores y libreros establecida en la capital de las Baleares entre 1576 y 1958, empresa que llegó a dirigir durante algún tiempo, a la vez que atendía sus obligaciones religiosas y su actividad como grabador en Palma de Mallorca y en Barcelona.

© Antonio Gil Albarracín

Doctor en Historia

33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
 
Privacidad Política cookies