• info@gbgeditora.com

Viaje a las vistas de pájaro de los puertos españoles

Actualizado: abr 30

Desde hace más de un año estamos padeciendo una pandemia que azota la población con su amenaza mortífera, como ha ocurrido tantas veces a lo largo de la historia de la humanidad, aunque en este nuevo episodio, que no ocurría desde hace más de un siglo, la ciencia ha reaccionado con presteza y ha desarrollado vacunas que, cuando estén aplicadas masivamente a la población, alejarán el peligro y nos devolverán las libertades de las que hemos sido privados para hacer frente a la amenaza.


Antes del estallido de la pandemia estaba trabajando sobre la relación del arte con las epidemias a través de los grabados insertos en las patentes de sanidad, que ya existían desde la edad media, pero se hicieron obligatorias entre los países más avanzados a partir de la peste de Marsella de 1720. Dicha investigación se dará a conocer en una exposición a celebrar en Almería en el Museo de Arte Doña Pakyta, pues la pandemia ha provocado su retraso y finalmente se celebrará, si la enfermedad no lo impide, antes de concluir el año 2021.


Mientras llega ese momento y el libro con el extenso estudio de los documentos sanitarios localizados, los lectores de los artículos publicados el año pasado sobre las vistas de pájaro de los puertos de la isla italiana de Sicilia me han animado a realizar un nuevo periplo, que ahora corresponderá a los puertos españoles, siguiendo su recorrido por las costas peninsulares en el sentido de las agujas del reloj, repasaré los documentos, especialmente patentes de sanidad y heráldica, emitidos por los puertos siguientes:

  • Cataluña: Arenys de Mar, Badalona, Barcelona, Tarragona, Vilaseca-Salou y Tortosa.

  • Baleares: Mahón, Ciudadela y Alcudia.

  • Comunidad Valenciana: Vinaroz, Peñíscola, Benicarló, Valencia, Cullera, Denia y Alicante.

  • Murcia: Cartagena y Águilas.

  • Andalucía: Almería, Vélez-Málaga, Málaga, Cádiz y, alejada de la costa, Sevilla; también se incluye Gibraltar, ciudad andaluza, desde hace más de tres siglos de soberanía británica.

  • Galicia: La Coruña.

  • Cuba: La Habana y Matanzas.

Se trata de un viaje a una etapa preindustrial de nuestros paisajes portuarios, reflejados en los grabados de las patentes de sanidad, imágenes de una España casi desconocida, excepto a través de contados estudios locales que han dado noticia de su existencia sin apenas referencia al valor que dichos documentos tuvieron para combatir la expansión de las epidemias, logrando la salvación de millares y probablemente millones de personas que sin estas medidas de control y aislamiento habrían sucumbido víctimas de la morbilidad de los males que combatían.


Es una nueva visión de España a través de las vistas de pájaro grabadas en los siglos XVIII y XIX, aunque el origen de este tipo de documentos sea en algunos casos anterior. Son trabajos de calidad desigual, a veces realizados por pintores de cámara, que a menudo eran extraordinarios grabadores, como otros que no alcanzaron el nombramiento citado; en otros casos fueron realizados por grabadores mediocres y malos que, a veces, muestran escasa habilidad o conocer a duras penas su oficio.


En España estos grabados incluyen casi siempre el santoral católico con los patronos y protectores de cada población y, en casos excepcionales, con figuras mitológicas que complementan los documentos. Se trata de una sorprendente colaboración entre arte, ciencia y administración sanitaria, que recupera imágenes en muchos casos perdidas, de nuestro pasado colectivo, que espero sea de su agrado.


Sirvan de ejemplo, para comenzar las muestras el escudo heráldico municipal de Alicante, o las patentes de sanidad de Valencia y de Peñíscola (Castellón de la Plana); sobre estos y otros grabados de interés trataremos en sucesivos artículos.

Patente de sanidad emitida por Valencia el 28-4-1737, mostrando la ciudad amurallada, tras el río Turia, a vista de pájaro, protegida por una corte celestial presidida por la Virgen de los Desamparados, flanqueada por los arcángeles Miguel y Rafael y los santos Vicente mártir y Vicente Ferrer.
Escudo heráldico municipal de Alicante emitido el 25-8-1770, con la representación del paisaje de su solar.
Patente de sanidad emitida por Peñíscola (Castellón de la Plana) el 28-10-1788, encabezada por la vista de pájaro desde tierra de la población fortificada, protegida por sacra reunión presidida por la Virgen de la Ermitana, flanqueada por los santos Roque y Sebastián.

© Antonio Gil Albarracin

Doctor en Historia

99 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Acogida positiva de la obra dedicada a los Antonelli

Manuel Gracia Rivas, Presidente del Centro de Estudios Borjanos, ha tenido la amabilidad de compartir sus impresiones sobre la obra Los Antonelli, ingenieros al servicio de España en tres continentes.

 
Privacidad Política cookies